Amar lo imperfecto

¿Qué es la belleza para tí? Disfrutas realmente, o simplemente ¿aceptas lo que te imponen? La belleza se expresa de muchas maneras, ¿lo has notado alguna vez?

No es un secreto que me gusta muchos aspectos de la cultura asiática. Y para ello, hoy quiero hacer hincapié en unas palabras: wabi sabi. Es la palabra japonesa utilizada para hacer referencia a la belleza de la imperfección.

Definición de Wabi Sabi

Wabi sabi incluye tres verdades irrefutables en el desarrollo natural:

  • Nada es la forma final.
  • Nada esta completo.
  • Nada es perfecto.

Al mirar cual cosa, podemos centrarnos en las cosas normales, incompletas, viejas… y su evolución a través del tiempo y los daños que han sufrido para disfrutar y admirar de todo ese viaje. ¿Las arrugas de un trabajador? ¿Un coche pasado entre generaciones? ¿Una mesa dónde ha tenido reuniones? Todo tiene esa peculiar belleza que podemos apreciar, aunque tendremos que deternos en un momento dado.

Podemos encontrar la belleza en lo ordinario. Fijate en tus objetos diarios, en tu smartphone, por ejemplo. Todo lo que es capaz de hacer, las pequeñas huellas impregnadas o las zonas desgastadas de la funda, que le dan ese toque único y especial a través del uso. Esas marcas, que mantienen recuerdos e historias. Eso es belleza, eso es wabi sabi.

Ejemplos para entenderlo.

El ejemplo social más sencillo e impactante para mí fueron los dientes entre Japón y occidente. En los anuncios, los actores todos tienen una dentadura blanca y perfecta. En Japón, las dentaduras imperfectas no son razón para esconderas: es un signo de transparencia. Me resulta encantador.

En vez de valorar una sola cosa, por su estructura o valor individual… es mucho más placentero para mí observar el valor de todo el conjunto, sin importar el valor monetario. Si los elementos han sido modificados tienen un valor más elevado: tienen historia.

Es algo parecido a la venta de productos de artesania por ser “manuales” y tener imperfecciones que no podemos encontrar en fabricaciones en masa.

El ejemplo “más bonito” es el de la reparación de la tetera, en el que las piezas quebradas se rellenan con oro, para unir de nuevo las piezas y dar “más valor” a la tetera de cerámica.

Usos en la vida real.

  • El hogar. Podemos crear un hogar acogedor, con productos naturales, con historias propias, confortable. Las formas estéticas (que no tienen repercusión en la sanidad o estructura del hogar) pueden integrarse perfectamente con el resto de las partes del hogar.
  • La comida. La deconstrucción de “tortilla” u otros elementos famosos actuales, no implican no poder disfrutar y saborer la comida. Aparentemente no se aprecia la belleza en la comida, no es razón para no degustarla.
  • Los cuidados. Cuidarse y disfrutar de uno mismo, de sus “imperfecciones” y admirarlas, es uno de los símbolos más preciados del wabi sabi. Sería el sinonimo de “quererse a sí mismo” o “aceptarse”.
  • La ropa. Utilizarla de segunda mano, o con taras. Arreglar la ropa que se nos estropea y tratarla con cariño, con sus particularidades. Creadas con productos naturales.
  • Actividades artísticas. Música, pintura… todo aquello que implique arte y la improvisación. Que un error no lo entiendas como un fracaso.

Puedes observar que Wabi sabi, no es un término solo japonés. Llevamos muchos años aplicandolo en nuestra cultura, sin ninguna novedad. Lo interesante es: ¿le damos el valor que realmente merece?

Los principios de Wabi Sabi.

  • Kanso: retirar todo lo que no es esencial.
  • Fukinsei: asimetrico y/o irregular.
  • Shibui: es subestimado y por ello es mejor.
  • Shizen: es natural.
  • Yugen: es profundo y de una delicada elegancia.
  • Datsuzoku: Es la libertad de la rutina tradicional.
  • Seijaku: representa tranquilidad, energía en calma o privacidad.

Wabi Sabi, es parte del minimalismo.

Para acabar, puedes observar que wabi sabi es parte de la forma minimalista que tengo de vivir. Dentro de esto, podemos encontrar en él diferentes estilos de minimalistas basados en wabi sabi: minimalistas por estilo, minimalistas básicos, minimalistas en busca de experiencias, minimalistas ahorradores, minimalistas moderados y minimalistas para cuidarse.

Publicado por David Nebot Ibáñez

Soy un entusiasta del mundo y de estar continuamente experimentando y conociendo todo lo que hay en él. No puedo pasar ni un solo minuto de pensar cual será mi siguiente aventura, y que me deparará la corriente del rio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: