¿Cómo escribir un guión?

Hay miles de maneras de escribir un guión, y hoy te voy a enseñar una. ¿Quieres empezar a escribir? ¿A qué esperas? ¡Sigue leyendo!

Cuándo empezamos a escribir un guión tenemos cuatro fases importantes, muy ligadas entre ellas. Algo así, como una que precede a la siguiente. Y en la última fase, podremos tener en cuenta cuanto tiempo durará en la pantalla nuestro guión bajo una simple regla: cada hoja equivale a un minuto de metraje.

El logline.

Aquí vamos a definir el heroé y su antagonista. Daremos la aventura que ocurrirá. Esto nos servirá para definir la categoria temática y el interés potencial de la trama.

En este apartado no es necesario incluir la conclusión, ni los nombres… pero debemos definirlo mediante adjetivos, profesionales.

Un ejemplo de un documental que tuve:

“Descubrir una visión de la vida que hay en las ciudades, a través del resto de ciudadanos no humanos.”

Escribir una sinopsi.

Es un resumen muy breve de la historia. En cortometrajes suelen rondar la media página, mientras que en largometrajes aumenta de una a cinco páginas.

Vamos a poner como ejemplo una película famosa, Titanic.

Un buscador de tesoros inicia la exploración submarina de los restos del mítico Titanic. El hallazgo del dibujo de una joven, milagrosamente conservado, le conduce hasta Rose, una anciana centenaria que afirma ser la retratada. Comienza así la evocación de un amor de juventud nunca compartido con nadie, que tuvo como marco el malhadado barco que en 1912 se llevó consigo al fondo del mar a 1.500 personas.

No es la primera vez que la tragedia del Titanic se traslada a la pantalla. El hundimiento del Titanic (Titanic, Jean Negulesco, 1953) obtuvo un Oscar al mejor guión, y La última noche del Titanic (A Night to Remember, Roy Ward Baker, 1958) ofrecía un cuidado estilo documental. Pese a competir con tan honrosos precedentes, James Cameron (Terminator I y II, Aliens, Abyss, Mentiras arriesgadas) ha logrado un film formidable y de dimensiones colosales, con un coste de más de 200 millones de dólares.

Cameron se ha esmerado en el armazón del guión. La excusa de saber qué fue de un valioso medallón que viajaba a bordo del Titanic le ayuda a poner en pie su historia, sorteando el obstáculo de que el destino del barco sea ya conocido. Además, acierta al introducir numerosos personajes secundarios, apenas dibujados con un par de trazos, pero dueños de su propia e interesante historia: el capitán, el ingeniero, los músicos, la madre de Rose, una nueva rica admitida con reparos en la alta sociedad, los amigos italiano e irlandés de Jack, el buscador de tesoros… También, a diferencia de otras películas de catástrofes, se pone el acento en el componente intimista de la historia de amor de Rose –una joven rica comprometida con Cal, un hombre al que no ama– y Jack –joven artista de vida bohemia, con los bolsillos vacíos y un pasaje para el Titanic ganado en una partida de póker–, que progresa con ritmo adecuado. Quizá lo que más falla, al mostrar ese amor, son las reacciones algo caricaturescas del pretendiente despechado y su malvado mayordomo. Tampoco era necesario mostrar las habilidades de Jack en la pintura del desnudo femenino, o caer en el lugar común de que dos jóvenes enamorados, aún no comprometidos, deben probar su amor en la alcoba.

El trato que reciben los pasajeros al proceder a su salvamento habla por sí solo de las desigualdades sociales, tan marcadas en aquellos años, aspecto también presente en la brillante escena del banquete. Hay otras cuestiones, más como telón de fondo que en primer plano: la solidaridad, la fe que lleva a prepararse para bien morir, los efectos del pánico o la tonta vanidad humana –un personaje recuerda la desafortunada frase “Este barco no lo hunde ni Dios”–, que ha sustituido por un barco la Torre de Babel.

La película es un hito del cine monumental. James Cameron, un director de desbordante fuerza visual, ofrece planos inolvidables: son muy elegantes las transiciones del presente al pasado a través del casco herrumboso del barco hundido –el auténtico Titanic–, que se convierte en el mismo plano en una flamante nave recién botada. Las secuencias del choque del Titanic con el iceberg y del consiguiente hundimiento son de inusitado realismo, verdadero prodigio de los efectos especiales. Y la imagen del mar como siniestra tumba flotante, con el azul marca de fábrica del director, deja en el espectador una huella indeleble.

Puedes ver que indica el resumen de todo lo que sucederá en la película de forma ordenada. Al leer esto, sabes de qué tratará la película, aunque no se saben todos los detalles.

Crear el tratamiento del relato.

Llegamos al punto en el que vamos a escribir la historia entera, pero sin diálogos y más o menos detallado.

En este apartado las frases son simples, claras para tener una lectura fácil y fluida. Que sea sencillo no impica que tengamos que descuidar el lenguaje, por lo que hay que trabajar que sea bonito, atractivo, creativo y con estilo.

En este momento, tenemos que tener en cuenta que la narración se va a dividir en tres bloques: planteamiento, nudo y desenlace. Ten en cuenta que, cada bloque puede tener diferentes párrafos, que representaran las diferentes escenas.

Si escribes el nombre de un personaje en el párrafo, la primera vez procura escribirlo en mayúscula. Puedes definir también la edad, con algún rasgo distintivo cuando un personaje aparezca por primera vez.

Hacer el guión literario.

En este momento, vamos a comenzar a detallar el contenido de cada escena y de cada secuencia.

Para definir las escenas, son las acciones que ocurren en un mismo lugar y tiempo. Esto quiere decir que la decoración, iluminación, vestuario… será exactamente el mismo.

Hacer bien el guión literario es el que nos va a permitir decir si vale la pena producir la obra. También nos permite en la parte de producción, saber que lugares vamos a necesitar, diseñar los vestuarios, buscar actores, música, etc.

El director cogerá este guión y lo adaptará para conseguir hacer el guión técnico, dónde se especificará los tipos de plano, la duración de los planos y aportará la duración total.

El guión literario incluye la división de las escenas, las acciones, el diálogo y breves descripciones de los lugares. Nos permite imaginar la película. El ejemplo básico de mi guión 2025:

Sale la frase:

“Exponer a los oprimidos la verdad sobre la situación es abrirles el camino de al revolución.”

León Trotski.

INT. GRANJA. AMANECER

El granjero se levanta de la cama, desayuna, llama al joven y le da de comer y salen a dar una vuelta por el campo. De esta manera empezan a guiar al a los desperdigados extras. Saca leche mujer y el hombre fuerte esta encerrado/encadenado.

EXT. GRANJA . MAÑANA

Más tarde, el joven mientras esta por el campo se encuentra con el hombre libre. Y comienzan una charla:

Joven:

Hola, ¿Quieres jugar? ¿como te llamas? ¿quieres ser mi amigo?

Hombre libre:

Tú eres el perro domesticado del dueño de la casa, ¿verdad?

Jóven:

¿Hablas del amo? Él es mi amigo.

Terminar con el guión técnico.

Es posible que sientas que cada uno de los pasos, es muy lento. Es así como se trabaja un guión básicamente.

En el guión técnico se va a detallar los planos, escenas, secuencias… lo que viene siendo un borrador con 7 apartados:

  • Encabezado de escena. Indica dónde será la escena.
  • Descripción. Describe lo que verá y escuchará la cámara: sonidos, objetos…
  • Personaje. Antes de cada diálogo se nombra el personaje que lo dirá. Se escribe en mayúsculas normalmente.
  • Diálogo. Las frases del personaje.
  • Acotación. Define de qué manera de comunicará el personaje: tono y gestos que hará el personaje.
  • Transición. Nos permite pasar de una escena a otra.
  • Plano. Resaltamos algo fundamental de la historia y/o escena.

Publicado por David Nebot Ibáñez

Soy un entusiasta del mundo y de estar continuamente experimentando y conociendo todo lo que hay en él. No puedo pasar ni un solo minuto de pensar cual será mi siguiente aventura, y que me deparará la corriente del rio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: