Enamorate en 10 pasos

Cada vez que nos enamoramos es una sensación maravillosa. Es por ello, creo que es útil aprender a amarse a si mismos con el fin de poder volar a voluntad. Empieza a quererte ahora mismo.

Uno de los grandes problemas de aprender o de poder amar, es que tenemos inseguridades. Normalmente podemos condiciones para amar, tanto a nosotros como a vosotros mismos. Siempre esperamos algo, para dar… como si fuera un negocio. A partir de aquí, creo unos pasos interesantes para conseguir querernos.

Deja de criticarte.

Todos tenemos claro los “defectos” que tenemos, y eso nos apartan de amarnos. Los defectos y virtudes, dependen de la situación y de los objetivos adquiridos. Si aprendemos a aceptarlo, obtendremos potencial de nuestra capacidad de adaptación y cambio.

Este es el punto más importante, si nos aceptamos podremos elegir el rumbo de nuestra vida. Si por el contrario, nos negamos conseguirás un bloqueo en la capacidad de adaptación y cambio.

Por ejemplo, si vienes de una familia problemática, es muy probable que tengas una sobrecarga de responsabilidad por el ambiente en el que creciste. Las cosas que ocurren siempre se relacionan por la culpa de uno mismo., como si fueran el único causante de que las cosas no funcionen bien. Hay muchas variables para definir una situación, no lo olvides.

Si es tu caso, piensa en las palabras que empleas cuando te enfadas contigo. Seguro que todas son negativas y despectivas. ¿Son las mismas palabras con las que te describes? Recueda, si no nos valoramos, no podremos adaptarnos y cambiar.

Es normal sentirse inseguros en especial cuando no conseguimos lo previsto, pero la presión de querer ser perfectos es muy grande… y créeme, es imposible llegar a serlo, la perfección es relativa para cada una de las personas. Si consigues aceptarlo, es un gran paso para conseguir una sonrisa real.

Deja de tener miedo.

Cuando el miedo nos manipula, las situaciones se vuelven mucho peores. Un pequeño problema, se alimentará del miedo y se creará en un monstruo totalmente aterrador. Y por ello, nos pasaremos la vida esperando lo peor.

Si piensas en los miedos, es probable que padezcas de insomnio y todo sea mucho más difícil de superar. Cuando eras pequeño, es probable que alguien venia en tu ayuda. Ahora, esa ayuda debe salir de ti. Si no eres capaz de tranquilizarte a ti mismo será necesario que adquieras esa habilidad.

El ejemplo más sencillo lo encontramos en las relaciones actuales. Alguien no contesta a tus mensajes, o una llamada, y rapidamente sentimos miedo e inseguridades de que no nos quiere. Todo se estropea, y luego decides no tener otra relación para evitar el sufrimiento, incluso en ocasiones adquiriendo filofobia.

¿Sientes constantemente la imagen o sensación de miedo? Una buena manera es que piensas en algo positivo con lo que te gustaría reemplazarlos. Consiste en cambiar la relación negativa del hecho, a una positiva.

Piensa en bosques, playas paradisiacas, momentos que te hicieron feliz… así reemplazarás tus miedos por cosas buenas y vivirás mucho más tranquilo.

Sé un jardín.

Sé paciente contigo mismo. Estamos acostumbrados a la gratificación inmediata, en especial en estos días cada vez más rápidos, no soportamos las colas ni esperar para conseguir cualquier cosa. Todo lo queremos ¡ya!

Nuestra impaciencia puede hacer daño a las personas de nuestro alrededor. Queremos saber la respuestas sin aprender. Cuando en realidad la vida es como un jardín, en el que debes aprender a regar, hacerlo crecer, a cortar y cuidar. Y si te has fijado un poco, un jardín no se hace en unos minutos.

Puede que en nuestro jardín, tengamos un árbol apodado miedo, que debemos podar. Deberemos abonar la tierra y plantar las semillas de alegria y serenidad. Deberemos regar. Poco a poco, con paciencia, conseguiremos los cambios que estamos trabajando.

Al principio no verás gran cosa, pero con paciencia conseguirás llenar el jardín de experiencias que deseas. Todos cometemos errores, es normal cometerlos al aprenderlo. Pero recuerda que aprender requiere tiempo.

Para cuidar tu jardín no hay manera incorrecta o correcta. Es exactamente como cuando nos cogemos de las manos, solo nos queda la experiencia. Si juntas las manos de maneras a la que no estas acostumbrado, te sentirás extraño durante la primera vez. Lo mismo pasa al hacer algo por primera vez.

No vas a amarte en un solo día, pero puedes amarte un poco más cada día. Y después de unos meses, avanzarás mucho de dónde estás ahora. Hay una frase que me encanta para resumirlo:

Grandes resultados pueden ser conseguidos con pequeños esfuerzos.

Sun Tzu, El arte de la guerra.

Ama tu mente.

Acepta las situaciones y emociones negativas. Deja de sentirte culpable y de castigarte. Cuando tienes sentimientos negativos es una manera de comunicarte contigo mismo. Las emociones negativas no nos destruyen, nos ayudan a entender que necesitamos construir para estar bien.

No quieras culparte por las experiencias negativas. Estamos aprendiendo, y es normal. Para llevarlo bien, puedes aprender a relajarte o meditar para abandonar todo aquello que crea tensión. Solo te llevará unos minutos al día, y conseguirás mejoras inolvidable. Con cada respiración profunda, podrás soltar un poco de esa tensión. Verás como todo irá mejor.

Puedes sentarte con una libreta y un lapiz para apuntar todos tus pensamientos negativos para poder eliminarlos con más facilidad al poder entenderlos y a dejar de darles importancia.

Para la meditación, tienes personas expertas que te enseñaran a meditar en cualquier lugar y en cualquier situación. Algunas, lo hacen mientras hacen actividades por lo que nos vas a sentir que dejas de ser productivo. Al meditar puedes visualizar lo que quieres.Si por ejemplo, estás enfermo y piensas que las celulas malignas son destruidas por nuestras defensas, y odias la violencia no te sentirás bien. Sin embargo, si piensas que el agua circula para llevarse las celulas malignas (una limpieza), esa visualización será más satisfactoria.

Reconoce tus logros.

Acepta las cosas buenas, las cosas que has conseguido… deja de despreciarte. Eres una personsa maravillosa, y dilo. Es una chorrada, pero el apoyo te resutlará muy útil para conseguir enfrentarte a los desafios.

A medida que hagas las cosas más veces, lo harás mejor. Y cada vez mejor, hasta que puedas convertirte en un profesional. Seguro que cada vez que te enfrentas a un desafio, hay cosas que aprendiste o superaron tus expectativas.

Acepta lo bueno, tanto si crees que lo mereces como si no. Si no lo aceptamos, ¿cómo vamos a decir nada bueno si no aceptamos lo bueno? Todo es un esfuerzo, para cambiar tu vida y conseguir lo que deseamos realmente, y no hablo de lo material que también podria ser.

Dejate querer.

Este fue uno de los temás más díficiles para mí. Pide ayuda a tus amigos, permite que te apoyen para conseguir fortaleza. Somos muchos los que hemos aprendido a ser autosuficientes, y desde hace tiempo nos enseñan a conseguirlo todo solos y cuando fallamos nos enfadamos. La próxima vez pide ayuda.

Somos seres sociales, puedes ir a grupos con los intereses que tienes, y si no lo encuentras puedes crear tu propio grupo. Nuestra felicidad se centra en poder servir a los demás. ¿Fijate cuál es el próposito de todos los trabajos?

Hace más casi 15 años, vi uno de los anuncios que más me han marcado de un banco en mi vida. Y decía algo así: “para amar, hay que dejarse amar”. Mi confianza en los bancos es nula, pero bajo esas frases observé una gran verdad, y es posible que ya habréis escuchado algo parecido:

Para amar a los demás, primero hay que amarse a uno mismo. No hablo del ego, hablo de estar agusto con quién es uno mismo para poderlo compartir con los demás.

Cuando nos unimos a personas que también están disponibles para superar los problemas verás que el crecimiento que conseguirás será exponencial. Todos aprendéis de todos.

Perdonate.

Todos cometemos errores. Todos pensamos alguna vez que sería mejor si hubieramos hecho otra cosa diferente, en vez de aquello que habíamos hecho. Vivimos con el quizás y eso no nos dejará avanzar.

Si no te perdonas, te distanciarás con todos aquellos que esten cerca. Cargarás con un peso que no te pertenece, que no sirve para nada y que te irá sobrecargando.

Cuida tu templo.

¿Qué diferencia hay entre tu casa y tu cuerpo? Es posible que tengas presente que metes en tu casa, como la decoras, quién habita en ella… ¿por qué no haces lo mismo con tu cuerpo?

Nuestro cuerpo es para toda la vida. Creo que es muy importante ser consciente de si comemos comida basura, si estamos introduciendo drogas y si lo estamos dañando con sus actividades diarias. ¿Por qué no cuidarlo?

Es verdad que las cosas que destruyen nuestros cuerpos, si nos dejamos llevar la salud se resiente y nos sentiremos mal. Es verdad que durante el tiempo que lo tratamos mal es posible que nos divierteramos, pero después nos invadirá la culpa y nos inundaran los sentimientos negativos.

Centrate en la nutrición y de cómo nos hace sentir, es una manera ideal de querernos.

Trabaja con tu reflejo.

Ponte delante del espejo. Sé sincero y vamos a llevarlo a la práctica. Házlo a primera hora, y preguntate ¿Qué es lo que quieres? Puede que ser que al principio no escuches nada, porque estamos acostumbrados a no escuchar.

Cuando te pase algo malo, ve al espejo y di: ¿Cómo vamos a superar esto? Cuando te pase algo bueno di: Gracias, por todo este tiempo de esfuerzo. Es una pequeña tonteria, pero necesitamos hablar con nosotros mismos de vez cuando.

Recuerda que es muy importante es dispuestos a perdonar, para quitarnos el enorme peso que nos permitiran llegar al amor de uno mismo. Perdona a los padres, a los antiguos amores, a los amigos, a los hijos… Si no perdonamos, estaremos atados en al pasado que no nos permite vivir el presente para crear un futuro brillante.

Empieza a amarte.

Empieza amarte ahora mismo. No esperes al arreglar las cosas. La insatisfacción estará ahí, pero si empiezas ya podrás empezar a aceptar y amar a las otras personas. Gastamos energía queriendo que los demás cambien, invierte en ti y cambia tú.

Empezar amarse es el primer paso para amarte. Amate para tomar las decisiones tan duras como para abandonar aquellas personas que no te proporcionan nada positivo, que te absorven la energia, si esa persona no esta dispuesta a cambiar.

Ámate para empezar a avanzar. Ámate para ser sincero contigo y decidir el camino del cambio que realmente quieres conseguir en la vida para conseguir lo que te mereces.

¡Eres una persona digna de amor! Y no debes aguantar ningún comportamiento que te haga daño, por eso ámate para que el resto pueda amarte.

Publicado por David Nebot Ibáñez

Soy un entusiasta del mundo y de estar continuamente experimentando y conociendo todo lo que hay en él. No puedo pasar ni un solo minuto de pensar cual será mi siguiente aventura, y que me deparará la corriente del rio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: