El gran problema de las ciudades

Siempre he vivido en una “gran ciudad”. Siempre he sido un “urbanita” deseoso de convivir con la naturaleza, fijándome en que nunca fueron sostenibles las prácticas que desde pequeño me enseñaron. Y ahora, hay cambios y no estoy tan seguro que sean buenos.

El hecho de que las ciudades están masificadas y hay una gran cantidad de gente (y contaminación) es una realidad indudable. Cuando era más pequeño, quería un vehículo electrico… pero estaban prohibidos. Casi 20 años después, ahora están de moda. ¿Y es lo correcto?

La cantidad de vehículos a motor es abrumadora, esto es un hecho. Si somos críticos, esto viene de la promoción constante de las legislaciones del estado, en el que directamente prohibia cualquier “motor” que no fuera de combustión o animal. Ahora bien, siendo críticos desde el año 2020 se esta haciendo una legislación a base de vehículos electricos, y no creo que sea la solución.

Hablemos de los vehículos.

En los últimos años, si no recuerdo mal, se promocionaba con ayudas estatales los vehículos de combustión (o térmicos) que utilizaban el diesel. Ahora, estos son los vehículos con más restricciones. Con ellos, conviven los clásicos motores de combustión de gasolina sin plomo (antiguamente también con plomo), los GLP y los eléctricos.

Bien, si nos centramos en cada uno de estos motores hay una problemática:

  • Los motores de gasoil (diesel). Estos han comenzado a ser los primeros en eliminar de la lista por tener un peligro de salud. Los gases que expulsa (NO) son perjudiciales para el sistema nervioso, y acumulativos para el resto de nuestras vidas.
  • Los motores GLP (gas licuado). Siendo sinceros este no lo conozco bien: son los que indican menos contaminantes, menos ruidosos… sin embargo no hay una red de suministro adecuada.
  • Los motores de gasolina (sin plomo). Estos motores son los “clásicos” y que generan cantidades de dioxido de carbono, lo que crea el efecto invernadero. Durante la promoción de los diesel, se indicaba que estos eran “más perjudiciales para la salud y medioambiente”.
  • Los motores eléctricos. La “solución” del presente. Sin embargo, este tipo de motores genera una gran cantidad de residuos: baterias y COV (compuestos orgánicos volátiles). Las baterias tienen una vida útil entre 25 mil y 50 mil kilometros, que que cambiarlas (quizás mejore pero en 20 años las baterias no han sufrido mejoras apreciables). En el tema del COV viene determinado de que los pesos de los vehículos suben entre 2 y 3 veces más, lo que genera un desgaste mayor de las ruedas, esto genera cáncer.

Teniendo en cuenta esto, podemos observar que todo tipo de motor tiene unos inconvenientes. En el caso del elétrico, la parte residual de las baterias se puede enviar a vertederos de países pobres a un “precio bajo”, evitando que el país desarrollado conserve los residuos.

Hablemos del teletrabajo.

Tengo un amor/odio a la ciudad donde vive, no lo puedo negar. Y este que desde el momento que empecé a trabajar, nunca entendí porqué los adminsitrativos (hago referencia a todos aquellos que trabajan en oficina a través de un ordenador) nunca han podido trabajar desde otras localizaciones o desde sus respectivas casas.

Con el Covid-19, esto se ha implantado. Para muchos ha supuesto un duro golpe, sin embargo creo que es una de las mejores opciones que se podría hacer para mejorar la calidad de vida. Ahora os lo explico:

  • Las ciudades estan masificadas por la cantidad de personas que trabajan. Muchas de estas personas trabajan en areas administrativas que su herramienta de trabajo es un ordenador. A través de las TIC, se puede trabajar sin importar el lugar físico. Si desplazamos a estas personas en pueblos o ciudades con menos trabajo (centrando las comunicaciones comerciales en la ciudad), conseguiremos una menor concentración ciudadana y, por lo tanto, una menor contaminación.
  • La situación laboral exige una flexibilidad laboral. Existen muchas tareas que es indiferente en que horarios lo haces, como por ejemplo rellenar formularios, llevar la contabilidad… y las personas con responsabilidades familiares podrían gestionar su tiempo para poder hacer las tareas con mayor facilidad.

No olvido que esta práctica no esta exenta de polémica, pero es una de las necesidades para mejorar la calidad de vida y minimizar el impacto ecológico y saludable.

Hablemos del transporte público.

Vuelvo a cargar contra el transporte, en este caso contra el público. Si analizamos las leyes actuales sobre “coches contanimantes”, que afectan a los coches por edad y no por la contaminación real, podemos ver que en los barrios obreros/humildes llega a casi un 50% de la población, mientras que que en los barrios más pudientes se somete al 15%. Es una diferencia abrumadora.

Voy a dar un paso más allá, y me arriesgo a decir una verdad sin datos: las clases más pudientes suelen tener un horario de oficina, en el que los transportes públicos están disponibles. Las clases obreras suelen trabajar en turnos de 24 horas los 7 días de la semana (la flexibilidad ha llegado para quedarse).

Si la clase obrera, no pueden prescindir de un transporte privado para llegar a su trabajo por el horario y la situación de su puesto de trabajo, ¿qué debe hacer? Quiero decir, si una persona que entra a trabajar a las 6am y el transporte público empieza a las 5am, es poco probable que llegue a tiempo. Deberá endeudarse de manera indefinida con el fin de trabajar.

Hablemos de conclusiones.

La contaminación existe y nos tenemos que preocupar, estoy a favor de esto. Pero, ¿realmente estamos centrándonos en el problema? O ¿simplemente estamos poniendo parches para seguir con una situación que nos deborará igualmente?

Los datos de la ciudad de Barcelona, indican que el 15% de la contaminación en 2018 era de los coches. ¡Solo el 15%! (quizás me equivoco y era un 18%, ya que lo leí en la campaña oficial de ZBE de Barcelona en la que participé). Con la medida de introducir el coche eléctrico podrás mejorar el 7% de la contaminación (que lo dudo), todo esto a través de una diferenciación mayor de las clases sociales.

Si queremos un mundo más sostenible necesitamos empezar por los puntos más importanes:

  • Descentralizar los puestos de trabajo de las grandes ciudades.
  • Tener un servicio de transportes públicos disponibles 24 horas, y con acceso a más lugares. Muchos lugares son inaccesibles (o casi inaccesibles) a través de transporte público.
  • No acumular vehiculos en puntos geográficos concretos.
  • Evitar la diferenciación de clases por temas ecológicos y ambientales.
  • Tener opciones reales al vehículo privado (y precios populares).

Ahora es tu turno ¿qué opinas? ¿Crees que el vehículo eléctrico es la solución definitva? ¿Tienes problemas para moverte a tu trabajo? ¿Hay algún punto que te gustaría remarcar? Dejame tu experiencia o tu visión.

Publicado por David Nebot Ibáñez

Soy un entusiasta del mundo y de estar continuamente experimentando y conociendo todo lo que hay en él. No puedo pasar ni un solo minuto de pensar cual será mi siguiente aventura, y que me deparará la corriente del rio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: