¿Por qué tú?

Nunca supe que es lo que no quería en la vida; tampoco sabía porqué escogía los caminos a recorrer. Pero, hay una cosa que si que sé, y cada vez estoy más convencido.

Nuestra historia ya la conoces. Nos conocimos, de casualidad. Fue una sorpresa que nuestros caminos estuvieran tan cerca y nos conocieramos tan lejos. ¿Todavía lo recuerdas?

Curiosamente, fue el momento adecuado para conocernos: sin nada que perder pero con mucho mierdo a fracasar… con algunos toques agridulces, quedándonos porqué sentiamos que valía la pena conocernos mejor.

¿Fue el momento?

Hemos llegado en poco tiempo, a un punto que no había experimentado. Y con esa mirada dulce y delicada me preguntaste: ¿y por qué yo? Todavía lo recuerdo, era una de esas noches, en la que la ocasión te encogió el alma y te atormentaba la duda.

  • Por tí, por como eres. Eres alegre, con una sonrisa y una mirada que me enamora. Te muestras entusiasta y soñadora, con cada uno de tus objetivos. Te entregas en lo que crees. Me encanta tu inteligencia mezclada con la curiosidad para llegar a los detalles que me dejan sin palabras. Sin embargo, no deja de sorprenderme tu determinación de mejorar para superar cualquier dificultad.
  • Por el mundo, y el legado que podemos dejar. Juntos podemos fomentar los valores que deseamos para el futuro. Aportando un poco de los dos, para ampliar la esperanza de un mundo mejor. Tenemos visiones diferentes, pero valores en común, con lo que podemos llegar más lejos que solos.
  • Por mí, por lo que siento. Me siento libre a tu lado, como nunca he llegado a sentirme jamás. Me haces feliz, iluminando mis días grises mientras comparto cualquier cosa contigo. Eres mi amiga, mi confidente… eres increíble, y me haces tener una vida maravillosa.

Toda respuesta que te pueda dar, siempre será insuficiente… te invito a contestarla juntos ¿te animas a vivir la razón por la que eres tú?

La mirada al futuro, enfrentando al pasado.

He desperdiciado años sintiendome desgraciado por creer que era la única forma que podía sentirme, y no quiero sentirme así. Y juntos, tenemos el poder de cambiarlo. O eso me haces creer.

Es posible que en ocasiones no dejemos de pensar en si vale la pena ser feliz un tiempo, o si es mejor que no haya ocurrido. Hay días en los que pensaremos que no avanzamos, y otros en los que diremos “un poquito”. No obstante, si los dos tenemos muy claro nuestro objetivo, podremos hacernos feliz el tiempo que haga falta.

A mí también me asaltan dudas e inseguridades, eso lo sabes. Y por una vez, quiero superar esos pensamientos, junto a mí. ¿Te animas?

Quiero… que seas tú.

Quiero que hablemos en la cama por las mañana de cualquier cosa, pero luego, por la tarde cada uno haga lo que quiera. Quiero que me llames cuando estés con tus amigos, para que me digas tonterias, solo para que puedas estar segura que yo también pienso en ti.

Quiero que nos riamos cuando hacemos el amor, mientras probamos cosas nuevas sin sentido. Quiero estar en cualquier lugar, y que me tomes de la mano para acabar escondidos porque no aguantas más y quieres que nos sintamos más cerca.

Quiero comer contigo, que me hagas hablar de mi mismo, que tu me hables de tí. Quiero discutir sobre la naturaleza buena o mala del ser humano.

Quiero imaginar nuestra casa de ensueño, que me cuentas tus planes sin pies ni cabeza. Quiero sorprenderme cuando me digas que nos vamos sin maletas en busca de la aventura de nuestros viajes.

Quiero tener miedo contigo, hacer cosas que no haría con nadie más porqué contigo me siento seguro. Quiero noches en las que me beses, que me uses como tu cojín y me abraces fuerte por el simple hecho de que te apetezca.

Quiero que tengas tu vida, que la disfrutes tanto cerca y lejos. Quiero echarte de menos y alegrarme al ver tu carita en Whatsapp diciendome hola. Quiero que mi corazón se aceleré al recordar nuestros momentos.

Quiero algo simple, y a la vez complicado. Algo que me haga cuestionar todo, pero al estar juntos desaparezca todas las dudas. Quiero que estés orgullosa de estar juntos, que me digas te quiero y sobre todo que yo también te lo diga.

Quiero hacer planes sin saber si llegaremos hacerlos, quiero ser ese amigo con quién adoras pasar el rato. Quiero tener una vida que sea igual que cuando estamos solos, pero juntos. Por eso, quiero estar contigo.

Publicado por David Nebot Ibáñez

Soy un entusiasta del mundo y de estar continuamente experimentando y conociendo todo lo que hay en él. No puedo pasar ni un solo minuto de pensar cual será mi siguiente aventura, y que me deparará la corriente del rio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: