¿Cómo superar la ira?

Todos en algún momento tenemos un momento de odio que viene de algún sentimiento del pasado que no podemos cambiar. ¿Quieres cambiar ese sentimiento? Sigue leyendo.

A todos nos ha pasado, y puedo hablar con propiedad que cuando bajamos la guardia ocurre algo que creemos que depende de nosotros, y sin embargo no hemos estado a la altura.

Y si es cierto, es culpa nuestra. Quiero decir, es culpa nuestra decidir de que manera nos afecta el suceso que nos ha pasado. Y esto, hace que no seamos capaces de pasar página.

Un segundo de ira, puede destruir toda una vida.

He escuchado alguna vez que las personas se excusan al explotar bajo la frase de: “es que soy así”. Ahora viene mi reflexión, ¿de qué te ha servido ser así? ¿Has conseguido algo que ha mejorado tu vida?

Por norma general, la ira, proviene de sentimientos de frustración, dolor, injusticia, acoso… y una explosión de ira suele ser agresiva, lo que hará que la sufran las personas más cercanas de ti. ¡La respuesta de la ira depende de tí!

La ira, bien gestionada nos puede ayudara construir. Sin embargo, si nos dejamos guiar por ella lo más probable es que arrasemos como un tornado o un tsunami. Piénsalo por un momento, en todos esos momentos pasados.

Redirigir la ira.

Soy consciente que es algo difícil, y empezar a controlar las explosiones, cuando uno no esta acostumbrado, es tarea imposible. Por eso primero recomiendo empezar aceptando las ligeras molestias, para observar y aprender a lidiar con ellas.

En segundo caso, cuando tengo un “ataque de ira” me planteo la siguiente pregunta: “¿Estoy dispuesto a entregar mi vida por consumirla?” De momento, hasta el día de hoy, no he encontrado ningún motivo para desperdiciar mi vida por este sentimiento.

En tercer lugar, solemos tener una gran cantidad de energía y nuestras habilidades sociales no son las mejores en esos momentos. Salir a correr solo, puede ayudar a desgastar esa energía acumulada del momento de estrés y puede permitirte reflexionar sobre ese sentimiento. Aceptarlo como tuyo y si lo deseas buscar soluciones para cambiarlo.

Y finalmente, si es necesario hablar con las personas que compartes tu vida, expresarte sobre la manera en que te has sentido para buscar una solución conjunta. Redirigir esta energía no es sencilla, y debemos hacerla poco a poco.

Si las personas de nuestro alrededor nos entienden, la transición para gestionar la irá puede ser mucho más fácil y nos podemos sentir apoyados en momentos en que se nos nubla la vista. Esto no quiere decir que explotes, pero ambas personas pueden dejar el tema para retomarlo en un futuro con un ambiente más calmado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .