Adiós, mejor amiga.

Todos, alguna vez en la vida, nos tendremos que despedir de seres que realmente queremos. Es un proceso duro… muy duro. Así es como lo supero.

En cuestión de minutos todo cambio, sin que pudiera hacer nada. Hace ya un año que lo perdí todo. Por desgracia, no es la primera vez que me pasa. No es la primera vez que me pasa, ni será la última.

¿Cómo superar la muerte?

Hay miles de maneras para superar el duelo a la muerte. Cada uno tiene la suya, pero nunca he escuchado que nadie la planteé como lo hago yo.

Son momentos duros.

En primer lugar, todo el mundo desea evitar la muerte. Nadie quiere que nadie que quiere muera, sin embargo en mi caso la acepto como una transformación más, que forma parte de la vida. Este pensamiento me permite ver el mundo tal y como es: cambiante.

No voy a negar, que la muerte de alguien duele. Y mucho. Es bueno expresarlo, llorar y compartirlo con tus otros seres queridos. ¿Por qué compartirlo? Es una manera de demostrarles que les quieres por compartirlo.

Es una manera de vivir el aquí y el ahora, con los seres que siguen cerca de tí. Solo podemos mostrar nuestro amor mientras estamos vivos, ¿alguna vez lo has olvidado? Así que expresalo en cada uno de los momentos que puedas.

Compartir lo aprendido.

Al amar, o compartir nuestra vida, estoy seguro que has aprendido muchas cosas de tu ser querido. Valores, habilidades u otras facetas que consideras importantes en tu vida. La manera más honorífica, creo que no hay mejor manera que compartir esas enseñanzas al resto del mundo.

Con esta acción, mantenemos parte de la esencia de manera immortal: mientras viva en cada una de las acciones de cada uno de nosotros, vivirá en los corazones. Es lo mejor que podemos hacer por alguien a quién queremos, ¿verdad?

Me enseñaste a vivir contigo, y ¿ahora qué?

Aceptar la verdad.

Nunca he dicho que no sea duro, o el proceso no sea doloroso. Dicen que el tiempo pasa y lo olvidamos. No estamos de acuerdo. El tiempo pasa, y aprendemos a vivir con ello. Ya lo mencioné, la muerte es una faceta más de la vida.

El deseo de querer un mundo inamobible que se mantenga en el tiempo sin cambios, es lo que realmente nos hace daño. Una vez superamos ese pensamiento, podremos aprender a vivir con la muerte de nuestro lado, con el fin de ofrecer quiénes somos en todo momento.

El lado oscuro de la muerte, es que los recuerdos te avasallan cuando no está.

¿Te apetece compartir como superas esos momentos díficiles con el resto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .